Andrea Guerrero Revela Los Secretos Que La Llevaron a Convertirse en una Periodista Deportiva

Andrea Guerrero Revela Los Secretos Que La Llevaron a Convertirse en una Periodista Deportiva.

 

Hola a todos, yo soy Andrea Guerrero y soy periodista deportiva de Reacción en Televisión y Deportes.

Bueno, yo tengo una influencia muy importante de mi papá en cuanto a temperamento y crecimiento profesional. Mi papá toda su vida fue, por un lado, político en Cúcuta y, por el otro, dueño y presidente del Cúcuta Deportivo. Es como si yo tuviera esas dos cosas, pero siempre me incliné hacia la política porque me imaginaba una política romántica, donde uno ayuda a la sociedad, busca los intereses comunes y vive en un mundo utópico realmente. Y yo quería eso. Entonces, entré a estudiar Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales en el Externado.

No era muy habilidosa con los números, pero al final era un reto para mí. Tampoco me gustaba porque creo que uno se inclina más por lo que siente que hace bien, cuando uno siente una aptitud para desarrollar una habilidad siente que debe explotar. Pero cuando no, empieza el temor y ahí es cuando nos volvemos inseguros. Yo era una persona insegura en mi carrera y, en algún momento, me senté a conversar con mis papás. Quería seguir inclinándome hacia el mundo de la política o la diplomacia de las relaciones internacionales y dije: «Bueno, voy a tomar una decisión y me voy a cambiar de carrera». Me dieron listo, acabé. No quiero una materia perdida. Quiero que esté enfocado. Y lo decidimos. No lo decidimos por mal rendimiento, sino por un acto. Es decir, por que sea realmente una decisión de vida, lo que quiero ser. Entonces, me senté y dije que quiero hacer lo que quiero hacer porque creo que es diferente lo que yo quiero hacer todos los días de mi vida.

Llegué a la Javeriana para inscribirme en Ciencia Política, porque seguía pensando que la política era lo mío. Cuando llegué, no estaba abierta la inscripción de Ciencia Política y la única que quedaba abierta era la de Comunicación Social y Periodismo. Al final, decidí entrar y empecé a darme cuenta de que tenía mucho tiempo libre en la universidad y que quería hacer algo. Finalmente, convencí a mis papás de trabajar, pero yo quería trabajar en política, periodismo político. No quería deportes porque los llevaba tanto metidos que no tenía lo bueno, lo malo, lo feo. Todo el deporte.

Finalmente, entré al Recién en Radio y tuve la posibilidad de conocer al gerente de Recursos Humanos. Él me dijo: «No te podemos contratar. Ni siquiera estás en semestres de prácticas, estando en segundo semestre vuelven de décimo». Yo le dije: «Por favor, déjenme una semana para ver cómo trabajar. Por favor, se lo pido». Era una decisión súper difícil. Estaba Juan Gossaín, estaba Claudia Gurisatti. ¿Qué hago? ¿Qué hago? Listo, vas a trabajar una semana con quien quieras, con Claudia, y listo.

Entre una semana y ese día, hablando con Claudia y toda esta carreta es para decirles que un día hablando con Claudia, Claudia me dice:

«Andrea, ¿qué es lo que más te apasiona en la vida? Yo elegí los deportes, ¿qué es lo que tú disfrutas en tu tiempo libre?»

«Los deportes. Entonces, tienes que hacer deportes porque el periodismo es una vocación y sería muy afortunado si sientes que no estás trabajando sino que estás haciendo lo que te gusta. Decidí, me fui por ese camino y al final, eso fue lo que encontré. Yo creo que la vida me regaló unas guías que me ayudaron a determinar qué era lo que quería hacer en mi vida y no qué quería hacer.»

«Para mí, la clave es ser uno. Yo soy muy… o sea, la misma Andrea del aire es la misma Andrea que estaba hablando acá, esa soy yo. Pero trato siempre de mostrar y explotar esas habilidades. Y por otro lado, me parece que hoy en día las sociedades son tan difíciles, tan densas, que es exactamente super retador la crianza, repartición a todos los días. E intento, intento no luchar, mejor luchar por no negociar los valores ante nada. O sea, para mí, mi rol en la sociedad tiene que dejar algo. Eso lo aprendí más y me fortalece, y siendo mamá, cuando me di cuenta de que no negocio por nada ni por nadie los valores y los principios que tengo adentro. Y yo creo que cada uno, desde el rol que tiene, desde cualquier oficio, no importa cuál sea, tiene que dejarle un valor a la sociedad y tiene que transmitir eso, porque las nuevas generaciones son distintas.

 Hoy en día no le tenemos miedo a nadie, hoy en día el respeto es difícil, hoy en día somos insaciables, hoy en día no hay capacidad de frustración. A mí me dicen: ‘¿Por qué su hija es hincha de Santa Fe?’ Digo: ‘Porque un día estaba señalada, la llevé al estadio y le gustó el rojo’. ‘Pobrecita, va a sufrir’, les dije. Y hasta que un día entendí que las generaciones de hoy no saben sufrir, la generación de hoy no sabe que le digan que no o que perdió. Para mí, esa es una lección que me da el deporte. Y yo creo firmemente en que el deportista, el periodista, el hincha tenemos que saber que el deporte es educación en el tiempo libre y que es una manera que es un elemento de transformación de la sociedad. Y que el que pisa un campo o el que está en el micrófono o el que está en la gradería tiene que dar un ejemplo para poder transmitir eso. Que si no, es imposible que la sociedad, nosotros, pensemos como no pensamos más allá de nuestras narices y no pensamos en lo que le dejamos a los demás y en lo que le estamos transmitiendo al mundo. Yo creo que ahí nosotros nos hemos olvidado de eso.»

 

Yo no puedo pretender controlar todo y ahí es donde tengo que dejar fluir el trabajo en equipo. Entonces, hay días donde yo soy la que no está bien y aparece otro que me levanta y así es como funciona para mí. Un equipo de trabajo es como un equipo de fútbol. Cada uno tiene un rol diferente y por eso respeto plenamente y creo en los oficios, en que la maquilladora es la que sabe de lo que me está haciendo, la persona ante de pronto en la que sabe cómo manejarlo. El camarógrafo es el que sabe, y no creo en las personas que lo saben todo. Si no, exactamente, no creo en el control freak permanente. No creo en el empoderamiento de las personas, porque eso hace que cada uno crezca y se sienta más seguro a la hora de tomar decisiones. Bueno, yo quiero invitarlos a todos para que comiencen o sigan entrenando esas habilidades en los súper puntos. Lo más importante es lo que nos podemos llevar en la vida y lo que nosotros le podemos contribuir a la sociedad.




¿Quién es Juan David Aristizábal?

¿Quién es Juan David Aristizábal?

Hola, soy María Cristina Pimiento, actriz y amante de las artes, y tuve la oportunidad de conocer a la persona que les voy a presentar, quien es Juan David Aristizábal. Hay varias formas de describirlo: es un líder, un emprendedor social, un educador, un colombiano que se hace preguntas todo el tiempo para resolver un problema, pero sobre todo, es un buen amigo. Desde muy joven, Juan David está trabajando por la educación. En el 2006, creó su primer emprendimiento llamado Buena Nota, una organización dedicada a encontrar mentores para personas que necesitan una guía en sus proyectos e iniciativas. 

 

En el 2012, empezó a cosechar los frutos de su trabajo. Con 23 años, en su momento, fue nombrado por la revista Forbes como uno de los 30 líderes menores de 30 años y cambiando el mundo. En el 2013, ganó un MTV Game Awards en la categoría «Piensa en grande» por el trabajo de Buena Nota. Luego llegaron otros emprendimientos sociales como «Todos por la educación» y «Los Super», organizaciones que hacen parte ahora de Prósperi Makers, un grupo de emprendimientos sociales que acompaña a empresas y personas en su formación para liderar la Cuarta Revolución Industrial. En el 2018, publicó su libro «Todos podemos cambiar el mundo», un libro que, según palabras del escritor Jorge Frank, nos demuestra que cambiar el mundo puede llegar a ser viable y hasta sencillo si entendemos que para conseguirlo basta con cambiar nuestro pequeño universo propio. 

 

En el 2019, fue el primer joven latinoamericano invitado al presidente del Foro Económico Mundial en Davos, y en el 2020, fue escogido por Wise, la cumbre mundial para la innovación en educación lo reconoció como uno de los 19 líderes emergentes en educación. Juan David ahora está liderando ProTalento, una iniciativa que buscará ubicar a jóvenes en empleos bien remunerados y que planea convertirse en la mayor aceleradora de talentos tecnológicos en América Latina.

¿Cómo cambiar el mundo?

¿Cómo cambiar el mundo?

Toda la vida nos han hecho creer que solo unos pocos pueden cambiar el mundo en el que vivimos. Hay gente más especial, más preparada, más destinada a hacer grandes cosas. Eso es mentira, todos podemos cambiar el mundo. ¿Quieres saber cómo? Comienza en la calle, así no solo descubrirás el mundo que te rodea, sino que encontrarás problemas que necesitan ser solucionados. Usa tus proyectos para resolverlos, todos tenemos un superpoder, ya tú sabes cuál es el tuyo. No te preocupes si no es el mismo que el de los demás.

La tolerancia es una cosa fundamental para cambiar el mundo, es atreverse a ser distinto. Ahora enfócate en planear tu proyecto para enfrentar el problema que encontraste, pero pon ese plan en acción ya, no lo dejes para algún día que podría no llegar nunca. Comunícate con entusiasmo, explica y comparte tus ideas. Es importante el trabajo en equipo para cambiar el mundo, ni nadie puede solo. Organiza una tribu, conoce a tu equipo y movilícense juntos.

Con quienes te ayuden, recorre el camino, descubre que está lleno de oportunidades, de experiencias para los valientes que, sin andarse con rodeos, tienen paciencia. Se vale fracasar, aprende del fracaso, levántate y sigue caminando, sigue aprendiendo, vuelve a comenzar cuantas veces estés listo. ¡Empieza! Muévete ya. No todos podemos cambiar el mundo, pero podemos cambiar uno, podemos cambiar el mundo. Todos podemos cambiar el mundo.

7 Lecciones de Liderazgo a través de Películas 2

7 Lecciones de Liderazgo a través de Películas Parte Dos

«Hola, una de las cosas que más nos gustan al equipo de trabajo de Prosperity Makers es entender cómo ser mejores líderes a través de películas, por eso hoy quiero compartirles a través de 7 películas las lecciones de liderazgo que han sido útiles para nosotros y que les pueden servir a ustedes.

  • La primera película se llama ‘La red social’:

 Y nos muestra algo esencial a la hora de ejercer cualquier cambio en el mundo: enamorarse de un problema antes que de la solución. Aquí el protagonista, ustedes saben muy bien quiénes, toma la decisión de preguntarse cómo conectar mejor a la gente, cómo lograr que dos personas puedan conocerse y puedan intercambiar información. Se da cuenta de lo difícil que es para dos personas conocerse, a pesar de que estén en un mismo lugar físico, por eso decide enamorarse de un problema que es no tener a la gente conectada y buscarle una solución. ¿Cuál es la lección para nosotros de ‘La red social’? Antes de enamorarnos de la solución, hay que enamorarnos de un problema para ejercer un mejor liderazgo.

 

  • La segunda lección está en ‘El hombre de acero’. Miren esta escena:

Esta película nos muestra cómo en Krypton, los niños desde que nacen tienen como un futuro ya obligado. Su talento tiene que servir para eso y el ejercicio de liderar a los equipos implica que a las personas tenemos que invitarlas a que cambien el mundo, que nos ayuden a resolver el problema alrededor de sus talentos extraordinarios. Si queremos ejercer un mejor liderazgo, lo que hay que hacer es preguntarnos cómo mis talentos pueden realmente ser utilizados para cambiar el mundo y no escuchar esas voces que nuestra cultura o familia a veces nos dicen cuál es nuestro destino. Te diría que hay que hacer como en esta reflexión de la película: cada uno es dueño de su destino, de preguntarse cómo puedo utilizar mejor mis talentos.

 

  • La tercera es la película ‘Talentos ocultos’:

 Esta nos muestra cómo un grupo de mujeres extraordinarias involucradas en la NASA terminaron volviéndose fundamentales para el progreso de esta institución y poder conquistar el espacio y llegar a lugares desconocidos. Es importante para el ejercicio del liderazgo que muchísimas veces buscamos las respuestas a los problemas siempre en las mismas personas y no miramos otros talentos, talentos ocultos, que podrían estar ayudándonos a nosotros a liderar mejor. Esas personas que observan, que cuentan, que miran y que a veces no hablan mucho o a veces no les preguntamos. ‘Talentos ocultos’ nos muestra la importancia de un liderazgo que tiene la capacidad de unir a todas las personas de una organización para lograr generar un cambio.

  • La cuarta lección es la historia de Moana:

Pero un día un valiente irá más allá del arrecife, buscará más, lo llevará a través del gran océano y regresará el corazón de la ciudad. Yo estuve ahí ese día, el océano lo contó y nada más no lo fue. Moana vivía en una isla con sus padres y se dio cuenta que para poder protegerlos de una escasez de alimentos, le tocaba salir de esa isla, pero también hacerle caso a ese llamado, al llamado a salir de su isla y lograr evitar una catástrofe. Buena nos enseña la importancia de los llamados de esa voz interior que nos dice que hagamos algo y que muchas veces nos encontramos con personas que nos pueden querer o ser contradictorias que nos dicen “no lo haga”, “eso no le conviene, mejor no”. Y puede ser que sean sus miedos, sus envidias o simplemente desconocimiento lo que los invita a que paremos, a que no creamos en ese llamado. Podemos concluir, gracias a Moana, que cuando oímos ese llamado, cuando nos enfrentamos a los miedos, inclusive a las críticas o que algunos nos apoyen, podemos salir victoriosos y encontrar un mundo desconocido que nos va a transformar para siempre.

  • La quinta lección es de la película «El Diario de Bridget Jones» y querer antes.

El liderazgo cuando queremos cambiar el mundo, cuando estamos en esa búsqueda de encontrar nuestros talentos, cuando estamos en la búsqueda de ejercer una mejor profesión, un mejor papel en la organización, queremos ser líderes, nos vamos a encontrar con personas que tienen baja autoestima, que tienen el ego alto, que son manipuladoras o manipuladores, y es muy importante tenerlas visibles, es identificar quiénes son y nosotros aferrarnos a nuestros valores y nuestros principios. Esta película nos demuestra una antítesis de lo que es una buena jefe, un buen líder de equipo, pero también nos muestra cuando uno se aferra a su autenticidad, a sus valores, lo que implica cambiar el mundo, y a partir de lo que uno es, ejercer un liderazgo sostenible y donde los equipos quieran participar del cambio en el mundo. Yo le apuesto al liderazgo de Andrea, un liderazgo que se da cuenta que se puede cambiar el mundo de la moda sin ceder un logro o ser mala persona.

  • La sexta lección de liderazgo la podemos tener con Judy de «Zootopia», y finalmente, la oficial Fox, nuestra primera coneja de tráfico.

Ella nos demuestra que el ejercicio de liderar, mejorar, liberarse, mejor y liderar a otros

Implica tener autoestima. Tener autoestima es entender muy bien los talentos y capacidades que uno tiene, saber que uno no es el lugar en el que nacen y lo que la gente le dice a uno que uno es. Si no se cree en la capacidad siempre de mejorar nuestros talentos, ya nos muestra que el ejercicio de liderazgo implica quererse a uno mismo, querer y saber que uno necesita siempre mejorar. Lo importante es oír una voz interna que le dice a uno «se puede», y todos los días podemos hacerlo mejor.

  • La séptima lección de «Adivina con Fu Panda»:

 No soy como los cinco. No tengo garras, no tengo alas, veneno. Hasta Mantis tiene esas cosas. Mejor debería rendirme, volver a cocinar fideos.

Rendirte, no rendirte. Vídeos, no fideos. Estás preocupado por lo que fue y lo que va a ser. Hay un dicho: «El ayer es historia, el mañana es un misterio, pero el hoy es un obsequio, por eso se llama presente».

Este osito tomándole decía que tenía que ser cocinero, pero algo en el interior decía: «eso no es por ahí». Y a pesar de que llegó el llamado a convertirse en un héroe, no creía en él y tomó una decisión: entrenarse, ejercitarse, buscar cada día hacerlo mejor, preguntarse a pesar del dolor: ¿cómo puedo ser un héroe? Al final lo logró conservando su esencia, y en la lección de liderazgo esta película es: a veces nos vamos a tener que enfrentar a momentos muy complejos y difíciles donde probablemente no creamos que somos capaces, pero si nuestro corazón si sentimos ese llamado, es el llamado a la aventura. Hay que creerle a la intuición, que si a ese llamado le sumamos el entrenamiento, le conseguimos mentores, vamos sin duda a liderar mejor y cambiar el mundo.

Llevando a vida, estas fueron siete lecciones de liderazgo a través de películas. ¿Cuál es la película que más les gusta y de la que han aprendido sobre liderazgo? A través de ella, suscríbanse a este canal y compartan estos vídeos. Tenemos un talento para cambiar el mundo.